ESCAPARATES VIVIENTES, UNA APUESTA SEGURA

En la ciudad holandesa de Rotterdam tuvo lugar el ciclo de Días de Opera. De Bijenkorf apoyó el evento realizando algunos conciertos en la azotea de su gran edificio.

Para promocionar estas actuaciones, los grandes almacenes holandeses utilizaron sus escaparates para sorprender a los viandantes que circulaban por la gran plaza de Coolsingel situada frente a su edificio. Los transeúntes se paraban en masa para escuchar a los interpretes que cantaban tras los cristales de las vitrinas.

De Bijenkorf logró un éxito al realizar esta acción con unos escaparates con maniquíes de carne y hueso que deleitaron con su voz a todos los amantes de la buena música.

Los escaparates interactivos con personas, son un reclamo muy efectivo y una apuesta segura para que los clientes se detengan frente a los productos y servicios que ofertamos en nuestro establecimiento, ya que los clientes esperan encontrarse modelos estáticos, maniquíes o bustos, pero en ningún caso personas que interactúen con ellos, moviéndose o cantando, como es el caso que nos ocupa.

Fotos: De Bijenkor.