VENTILADORES EN MARCHA

Todos los veranos las olas de calor que van y vienen hacen insoportable la vida en las ciudades, y los habitantes de estas se refugian en casas y oficinas  con el aire acondicionado y los ventiladores, que no paran de dar vueltas durante el día y la noche.

Los ventiladores, que se han visto desplazados por el aire acondicionado en los últimos tiempos, siguen siendo todo un recurso fácil y económico para poder crear escaparates atrayentes donde el dinamismo se vuelve un elemento clave en la composición de estos.

Ya sean grandes o pequeños, vistos u ocultos, los ventiladores cumplen su función de crear movimiento en los diversos productos implantados en el escaparate. Un pañuelo, un vestido o una tiras transparentes cambian de posición en el espacio y consiguen estimular visualmente a todos los que cruzan los escaparates en estos días donde el termómetro no para de subir.